23 agosto 2016

XVII

La luna le pertenece a la inmensidad de la noche
como la tristeza al corazón de los poetas,
aún cuando en cielo no haya más que oscuridad,
aún cuando haya páginas repletas de versos de amor;


es bonito saber
lo poco que se necesita para ver brillar las estrellas,
es difícil comprender
que haya sonrisas ocultas tras melancólicas miradas.


__M.O.