29 junio 2016

Remolinos.

Así como afuera
dentro todo cambia, 
nada conserva su lugar. 
Mi mundo se revuelve, se disuelve; 
mi alma navega en altamar. 
Y divago, y naufrago, 
y doy vueltas hasta vomitar, 
en remolinos que llevan y traen, 
que desordenan a su gusto y voluntad. 

__M.O.