15 febrero 2015

Mi vida...

Son los latidos aprisionados en el pecho,
son las palabras convertidas en silencio,
es la tormenta que se está por desatar,
es todo eso que no sé como explicar.

Desde el momento que le hicimos frente al miedo,
desde el momento que comenzó a correr el tiempo,
cuando apostamos por nosotros
y olvidamos las miradas de los otros.

Desde aquella primera vez,
desde lo que pareció una insensatez,
cuando te besé con precaución,
cuando mi mundo buscaba solución.

Desde entonces sólo sé extrañarte,
desde entonces sólo puedo amarte,
como el primero y el ultimo,
como mi vida, el único.


__M.O.