18 octubre 2014

Niebla...


07/05/14
De un momento a otro sólo vi mis manos,
vacías ya sin las tuyas,
y por el suelo tantos sueños en pedazos,
mientras, con prisa, te alejabas de mí.


De pronto todo se convirtió en recuerdos,
desde los besos a las caricias,
lo poco que dijimos, lo mucho que callamos, 
y hasta lo que sentí. 

Entre la niebla nos extraviamos.   
Tan valientes entre las sombras, 
con el rostro del engaño nos topamos
la verdad, agazapada, nos sorprendió allí. 

Esa noche por fin entendimos 
que desde un principio sólo fuimos las ganas, 
de sentirnos un poco más vivos, 
de volar lejos de aquí.

__M.O.