24 septiembre 2014

Memografías...

Y de pronto te encontré 
entre un montón de fotos viejas, 
en un montón de caras nuevas, 
que me vieron con tristeza, 
que gritaron en silencio 
como si me conocieran. 
Que sin ser ni tú ni yo 
no me fueron tan ajenas, 
que me hablaron de nosotros 
y por eso las guardé. 
Las guardé para mañana, 
las guardé para después, 
para cuando me alejara, 
para cuando te olvidara, 
y aún después. 

Porque el blanco y negro me recuerda 
todo eso que se esconde, 
que se oculta dentro tuyo, 
que se escapa camuflado 
en un simple _"No lo sé"
[No lo sé o no lo digo, 
y aunque duela me lo callo, 
porque temo que se rompan 
las palabras si las grito;
por si vuelven afiladas 
como hojas de papel] 

Todo eso en una frase, 
todo eso en dos colores, 
que conocen los matices 
que se ocultan tras tus labios; 
que delatan tu intención
de ocultarnos la verdad. 
De ocultarnos, en plural, 
porque a ti y a mí nos quieres, 
porque a ti y a mí nos mientes, 
tan distinto y tan igual. 

Y aún te busco y te resguardo, 
entre letras de canciones,
entre libros no leídos 
por si quieres intentar 
que encontremos la salida 
a este vida dominada
por el miedo a fracasar. 

Hoy no hablan las palabras, 
hoy no entiendo nada más; 
hoy camino a contratiempo, 
hoy te busco sin mirar. 
Si te encuentro yo me pierdo, 
si me quedo tú te vas. 

He ideado tantas vidas, 
y hoy contigo una vez más, 
para luego desecharlas, 
cuando deba renunciar; 
para luego reciclarlas 
cuando aprenda a tropezar. 
Hoy me invento las palabras 
los abrazos, las miradas, 
que me digan que no tema, 
que podremos continuar; 
que me alienten a creer 
que lo vamos a intentar.

__M.O.