06 febrero 2014

Viajemos...

Empecemos por el principio, porque de finales espero no tengamos que hablar; y aunque siempre recaigo en lo mismosigo sin entender porqué tienes tanto miedo a amar. Pongámonos de acuerdo en algo, tú eres lo que siempre he buscado, y yo no soy ése que alguna vez te hizo llorar; así que podemos entablar el duelo, sabiendo que tú llevas las de ganar. Es cierto, yo no sé mucho de esto, pero que más hace falta saber cuando el corazón se está dispuesto a entregar; conmigo sólo traigo mis besos, y un puñado de letras que lo que menos hacen es lastimar. Aquí me tienes dispuesto, sólo dime _Vamos! que en mis bolsillos tengo todo lo que pudiésemos necesitar; dime cuándo quieres que saltemos, sólo de la mano me tienes que tomar. No hay horarios de partida, no hay boletos que comprar, yo te espero a que decidas, si escoges ser feliz o si otro tren prefieres tú abordar. Un momento, no me apuro, que de finales dije no quería hablar, tienes todo el tiempo del mundo si es que hay mucho que pensar; yo te aguardo aquí entre sueños, preparado a embarcar, aunque no decido yo el trayecto, ni si alguien más ocupa tu lugar.
__M.O.