23 diciembre 2014

Árboles...

A veces las horas sólo pasan,
vuelan,
como vuelan las hojas en el otoño,
y se acumulan, lentamente como días,
y se amontonan,
en algún rincón de la vida; esa,
nuestra vida,
que se nos escapa.

Ese tiempo,
el que no nos pertenece
y nunca nos perteneció,
el que se escurre entre nosotros,
huye,
que ya nos abandonó.
Pareciera que hemos hecho tanto,
y siempre a sido nada;
nuestro árbol se deshoja.
Hemos intentado cuidarlo, sin siquiera saber cómo,
hemos intentado mantenerlo en pie, frente a todo.

Entre ramas secas y vacías,
muy en el fondo,
dentro,
aún queda vida;
podemos reverdecer,
aunque recordemos el frío de la última vez,
¿porqué no comenzar a sentir el calor
que el sol irradia sobre nuestra piel?
ya falta nada, ya falta menos,
para renacer.

Y ahora, de a poco,
florecemos,
habiendo aprendido a soportar el invierno,
en un ciclo que se repite:
el de tu vida, el de la mía,

el de la única que tenemos.

Algún día ya no deberemos preocuparnos,
alguien hará de nosotros un libro,
de nuestro árbol;
seremos paginas, entre sus manos,
y contaremos una historia de verdad,
y volaremos entre abrazos,


y no querremos escapar.

__M.O.

25 noviembre 2014

XI


Se veía como el mar, 
susurraba como el viento, 
olía a fresca libertad, 
supo dulce al paladar; 
hiere el alma la verdad, 
cuando quema tu recuerdo.


__M.O.

09 noviembre 2014

Agua de mar...

Todavía pienso en lo que fue,
lo que nunca sucedió,
la minúscula oportunidad
que surgió de conocernos,
en la cálida ilusión
que creció muy dentro nuestro,
que tan pronto se esfumó.

El sonido de tu voz,
aún navega por mi días,
me susurra por las noches,
acusando cobardía;
tu recuerdo no se borra,
permanece en mi memoria,
indeleble, inalterable;
agridulce melodía.

Aún añoro,
y no dejo de extrañar, 
todo lo que en ti 
pareció ser libertad,
tu sonrisa, tu mirada,
lo perfecto de tu ser
que me supo a agua de mar.

Eras ave en pleno vuelo, 
eres nubes en el cielo,
serás polvo en el desierto,
infinita inmensidad.

Y te guardo entre mis dedos, 
junto a todo lo que quiero,
junto a eso que deseo 
hoy y siempre recordar; 
junto a letras de canciones, 
versos hechos de emociones, 
junto a nombres de personas 
imposibles de olvidar.

__M.O.

18 octubre 2014

Niebla...


07/05/14
De un momento a otro sólo vi mis manos,
vacías ya sin las tuyas,
y por el suelo tantos sueños en pedazos,
mientras, con prisa, te alejabas de mí.


De pronto todo se convirtió en recuerdos,
desde los besos a las caricias,
lo poco que dijimos, lo mucho que callamos, 
y hasta lo que sentí. 

Entre la niebla nos extraviamos.   
Tan valientes entre las sombras, 
con el rostro del engaño nos topamos
la verdad, agazapada, nos sorprendió allí. 

Esa noche por fin entendimos 
que desde un principio sólo fuimos las ganas, 
de sentirnos un poco más vivos, 
de volar lejos de aquí.

__M.O.

24 septiembre 2014

Memografías...

Y de pronto te encontré 
entre un montón de fotos viejas, 
en un montón de caras nuevas, 
que me vieron con tristeza, 
que gritaron en silencio 
como si me conocieran. 
Que sin ser ni tú ni yo 
no me fueron tan ajenas, 
que me hablaron de nosotros 
y por eso las guardé. 
Las guardé para mañana, 
las guardé para después, 
para cuando me alejara, 
para cuando te olvidara, 
y aún después. 

Porque el blanco y negro me recuerda 
todo eso que se esconde, 
que se oculta dentro tuyo, 
que se escapa camuflado 
en un simple _"No lo sé"
[No lo sé o no lo digo, 
y aunque duela me lo callo, 
porque temo que se rompan 
las palabras si las grito;
por si vuelven afiladas 
como hojas de papel] 

Todo eso en una frase, 
todo eso en dos colores, 
que conocen los matices 
que se ocultan tras tus labios; 
que delatan tu intención
de ocultarnos la verdad. 
De ocultarnos, en plural, 
porque a ti y a mí nos quieres, 
porque a ti y a mí nos mientes, 
tan distinto y tan igual. 

Y aún te busco y te resguardo, 
entre letras de canciones,
entre libros no leídos 
por si quieres intentar 
que encontremos la salida 
a este vida dominada
por el miedo a fracasar. 

Hoy no hablan las palabras, 
hoy no entiendo nada más; 
hoy camino a contratiempo, 
hoy te busco sin mirar. 
Si te encuentro yo me pierdo, 
si me quedo tú te vas. 

He ideado tantas vidas, 
y hoy contigo una vez más, 
para luego desecharlas, 
cuando deba renunciar; 
para luego reciclarlas 
cuando aprenda a tropezar. 
Hoy me invento las palabras 
los abrazos, las miradas, 
que me digan que no tema, 
que podremos continuar; 
que me alienten a creer 
que lo vamos a intentar.

__M.O.

31 agosto 2014

Aún...

Por qué duele tanto este silencio? 
Por qué los miedos no se borran con el tiempo? 

Por qué ya no se oyen los latidos? 
Por qué tu nombre grita dentro y hace ruido? 

Por qué aceptar lo que nos duele? 
Por qué querer lo que nos hiere? 

Por qué los besos, si nos mienten? 
Por qué creer que somos diferente?

Por qué buscar excusas sin sentido? 
Por qué dejar atrás lo que hemos conseguido? 

Por qué no darse por vencido? 
Por qué pensar que no es otro el camino? 

[Porque a veces hace falta ser valiente, 
porque sólo sé que aún se siente.]

__M.O.

18 agosto 2014

Barreras...

No es fácil desplegar las alas y volar, 
no es sencillo, cuando nuestros pies se han pegado al suelo, 
cuando ya ni el viento nos hace ladear.


Si nos hundiésemos bajo el negro cielo, 
si nos ahogara la necesidad de buscar;
si dejásemos que el agua llegue al techo
si de pronto ya no hiciera falta respirar (?)

Cuando abrasaran los latidos en el pecho, 
cuando el ruido interior se hace escuchar; 
ojalá se oyeran los te quiero en silencio,
ojalá surgieran más las ganas de arriesgar.

Si supiésemos dónde echar el ancla,
si no nos importara el miedo a naufragar,
no seriamos un barco a la deriva 
no seriamos ese espacio sin nombre entre el cielo y el mar. 

Y si pusiéramos barreras a esta necesidad? 
no ahora que los pensamientos llevan nombre, 
no ahora que el corazón sabe hacia adonde escapar.

No quisiera que olvidásemos todo, 
ni que debamos cerrar los ojos para soñar;
no quisiera que malgastemos toda una vida, 
privándonos la oportunidad de intentar; 

aunque si aceptaré que entre tantos caminos
nunca aprendimos cuál caminar,
que quizá correr fue lo único que hicimos
por no saber ya qué esperar;

que hoy nos buscamos demasiado,
que tal vez nunca nos sepamos encontrar.

__M.O.

31 julio 2014

Sueño alado...

Tú, sueño alado, 
noble corazón, 
pequeño emplumado, 
vuela alto entre las nubes, 
refúgiate en los árboles 
que bien te han cobijado; 
viaja lejos sobre el viento 
que desde siempre te ha impulsado.
Tú, pequeño gigante, 
deseo de libertad personificado; 
tú, alígera inspiración,  
soñador desenfrenado, 
escapa sobre tus alas 
y no perezcas entre mis manos.
Tú, pajarillo azulado, 
pedazo de mar y cielo 
que bajo plumas te has ocultado; 
manojo de ilusiones, 
impetuoso enamorado, 
haz uso de tus alas,
no te quedes a mi lado. 

Cuando llegue la mañana,
sí aún recuerdas tu canto, 
vete pronto y no hagas nido, 
que la noche no te alcance, 
que la vida no te encuentre dormido.

__M.O.

27 julio 2014

Nos[otros]...

Tan cerca, tan lejos;
nosotros
y un montón de canciones,
de ataduras,
de cerrojos.
Nosotros, por momentos;
casi siempre, otros.


__M.O.

30 junio 2014

Ocaso...

Qué nos quedará cuando todo esto termine, 
cuando calle nuestra voz y las luces ya no brillen? 
Qué será de mí,
sin saber a dónde ir, sin tu mano que me guíe? 

Qué será de lo que fuimos, 
cuando el tiempo borre nombres, cuando niegue que existimos? 
Dónde irán nuestras palabras,
dónde irán todos los besos, los que alguna vez nos dimos? 

Qué nos quedará cuando pesen los errores, 
cuando duelan los recuerdos y la piel se decolore,
cuando el sueño llegue raudo, 
cuando ya no tenga caso hacerle frente a los temores? 

El día que los besos sepan desabridos, 
cuando hiele nuestra sangre, y pensar pierda sentido, 
aunque ya no quede tiempo, 
si la vida nos ahoga en las aguas del olvido; 

tal vez podamos abrazarnos porque sí y sin motivo 
quizá robarnos mutuamente un último suspiro, 
antes que la noche traiga a nuestra cama al frío, 
antes de decirle Adiós! a todo lo que fuimos.

__M.O.

25 mayo 2014

Invierno...

Mis manos se quemaron con el calor de ese desierto, en el que sin ver intenté leerte, una tras otra cada noche en las que quedábamos ciegos, [en las que recorrí beso a beso, cada centímetro de tu cuerpo]. Afuera llovía, pero no fue suficiente, nosotros seguíamos sedientos; afuera el mundo se congelaba mientras, por dentro, estábamos ardiendo.
Ya no recuerdo si fue en verano o en qué momento, mucho hacía ya que habíamos perdido la noción del tiempo; tampoco sé si fuimos reales o si sólo jugamos a interpretar personajes de un cuento. Pero, al final de todo, siempre nos invadió el frío, siempre nos dominó el silencio.
Es cierto que lo nuestro supo a mucho más, pero ciertamente no hubo más que invierno. 
__M.O.

17 mayo 2014

X

¿Adónde estás Inspiración, que me has dejado solo y en silencio? 
Vuelve, y quédate en la punta de mis dedos; 
habita en mí y plásmate en mil versos. 
¿Por qué te has ido, adónde estás que no te encuentro? 
Cobíjate en mis discos, entre libros y cuadernos; 
te invitaré café, ayúdame a explicar porqué no duermo. 
Hazte lluvia o mar, disfrázate de nombres y recuerdos; 
regresa, y no vuelvas a escapar, 
te lo ruego.

__M.O.

08 mayo 2014

Moscas y ganado...

Qué poco somos;
que triste es ver en qué nos hemos transformado. 
Pero así seguimos,
entre restos de sonrisas,
y un montón de sueños oxidados; 

intentando parecer distintos, 
pretendiendo volar más alto.
Aquí es dónde hemos llegado,
un tanto más solos,
un poco menos acompañados;
es lo que hemos conseguido,
y ahora nos lo quedamos. 


__M.O.

06 mayo 2014

IX

Supongo que los cambios suceden en silencio y sin avisar, 
a nuestras espaldas, moviéndose veloces, creando una nueva realidad. 
Y entonces, 
de pronto, llega un momento en el que las palabras comienzan a rimar; 
quizá porque hemos abierto los ojos, atreviéndonos a mirar; 
porque hemos soltado los miedos, animándonos a avanzar. 
Colores no son los que tiñen de negro la soledad; 
parece mucho y es poco el tiempo, 
a veces no hay más que una oportunidad.

__M.O.

01 mayo 2014

El cielo y el mar...

[Marzo 16, 2014]
El cielo se enamoró, 
ya en nada más podía pensar; 
tan cerca y tan alejados, 
tan difícil de alcanzar, 
era algo demasiado complicado, 
él era tanto y más de lo que alguna vez creyó necesitar.

El mar ya había tomado su decisión, 

no se volvería a equivocar, 
sabía que entre ellos existía un mundo, 
una distancia imposible de obviar;

ya no tenía intensión de perderse a si mismo, 

de volverse a desbordar, 
aunque no lo demostrara, en sus aguas había miedo, 
heridas que aún no terminaban de sanar.

El cielo lloró muchas veces, 

creyendo que así un poco más cerca podrían estar, 
imaginando que, como caricias, con lluvia, 
el corazón del mar podría templar;

pero no tenía más opción, 

sólo podía resignarse y aceptar, 
no todos tienen los mismos sueños, 
a veces es difícil volver a amar.

A lo lejos, en el horizonte, 

el cielo encontró una posibilidad, 
día tras día extendería sus brazos 
con la intención de que se pudieran encontrar;

y aunque siempre estuvo muy cerca, 

sus dedos nunca lo pudieron alcanzar, 
sólo podía mira al mar desde lejos, 
y con sus azules aguas soñar.

El mar necesitaba tierra, 

algo que lo contenga, que lo pudiese sujetar, 
habiendo desiertos, montañas y selvas, 
el cielo era el ultimo en quien se podría fijar.

Pero el cielo no se dio por vencido, 

cada día, de sol o nubes sus vestidos decidió mudar, 
de noche se vestiría de estrellas, 
esperando que el mar se atreviera a mirar.

Aún siguen sin encontrarse, 

el cielo espera, y el mar prefiere callar, 
después de tanto tiempo, 
el miedo entre ellos los consigue separar,

Tal vez algún día, quizá se den la oportunidad, 

de fundirse en un solo azul, azul cielo-mar.

__M.O.

22 abril 2014

Nosotros...

Despiertos,
intentando detener el tiempo,
queriendo atraparlo, hacerlo nuestro.
Contra la noche, contra el silencio,
nosotros, y ese murmullo incesante que nos hace sentir eternos.
Con los ojos cerrados, y el corazón abierto,
desplegando las alas, ocultando los miedos.
A medio camino, entre un pasado negro y un futuro incierto.
Nos encontramos sin querer,
con demasiadas ganas de seguir durmiendo;
nosotros, ni tan locos ni tan cuerdos,
dos piezas perdidas que encastran perfecto.
Nosotros, por ahora, mientras dure este momento.
__M.O.

08 abril 2014

La misma piedra. Otra oportunidad.

Dejé de sorprenderme hace tiempo atrás, cuando ya no supe diferenciar cobardes de valientes; cuando ya ni siquiera me ilusionaba el presente, dejé de preocuparme por el qué vendrá.
Dejé de ser, deje de pensar distinto a los demás, cuando me di cuenta que todos somos iguales, que en algún momento alguien nos hace cambiar.
Fue cuando por primera vez supe del frío, cuando el corazón dejó de latir y mi sangre se comenzó a helar. Fue cuando supe que no estarías conmigo, que no tendría motivos para soñar.
Entonces ya no me sentí distinto, pasé a ser uno más que ha dejado de creer en la eternidad, en el valor de las palabras, en las sonrisas que borran la realidad.
Lo pensé y no entendí a esos, que se esconden detrás de tantos nombres, que ni siquiera saben cuántos han sido porque se aburrieron de contar.
Lo pensé y me negué a creer que muchos cambien unos pocos momentos por esas sensaciones imposibles de explicar.
Aún lo intento, y no sé como volver atrás. Aún me tiento, pensando en ti, en otra oportunidad [de tropezar].
__M.O.

27 marzo 2014

Encontrarte...

Me gustaría encontrarte
en la oscuridad, en la luz al final del camino, 

en el silencio, y en medio del ruido, 
en la soledad, en la oportunidad de tenerte conmigo, 
en un beso, en una mirada, 
en el sonido de tu voz hablándome al oído, 
al despertar por la mañana, y en medio de la noche, dormido, 
entre risas, en la seriedad de tu rostro al estar pensativo
en la tristeza, y en la felicidad de saber que aún estás vivo. 

Me gustaría encontrarte y, más aún, no separarnos por ningún motivo.

__M.O.

24 marzo 2014

El silencio también se puede escuchar...

El suelo de esta habitación hoy hiela más de lo normal, 
los recuerdos pesan tanto que a veces es difícil respirar. 
Qué caso tiene extrañarte? si lo que fue una vez ya no va a regresar. 
Tu almohada ya no huele a ti; nunca sabrás lo vacío que ha quedado este lugar.

Cuántas son las noches de invierno que habrá que soportar, 
donde el silencio sea el único que sin más se deje abrazar (?)
Afuera llueve, el cielo no deja de llorar, 
le he contado que el destino se equivoca, que a ti y a mí nunca nos debió separar. 

Supongo que somos como el desierto y el mar; 
y hay cosas que, aunque yo quiera, no van a cambiar.
Que no mire mi reloj no significa que el tiempo vaya a parar, 
entiendo que hay corazones que por la fuerza no se pueden conquistar.

Como cuando en los mejores sueños de pronto debemos despertar, 
al parecer hay canciones que de un momento a otro dejan de sonar...

__M.O.

08 marzo 2014

VIII

Quién hubiese pensado que de tanto suspirar se pude morir ahogado. Debí haberlo adivinado, aquella primera vez que te vi, cuando respirar dejó de ser sencillo y quitarte de mi mente se convirtió en algo demasiado complicado.
__M.O.

27 febrero 2014

Carta a mi "yo" del pasado...

Lo único que te diré es que ames, cada día. 
Que ames con tu vida, que no dejes de amar hasta el final. Porque es lo único que te hará sentir vivo, lo único que hará latir tu corazón, de verdad. 
Ama lo que haces, cada palabra que pronuncies dila con sinceridad. Ámate a ti mismo, y ama a alguien más. No temas entregar lo que tienes porque de todos modos, en algún momento, lo perderás. 
Cuando creas que ya has encontrado todo, sabrás que lo esencial has dejado de buscar; y cuando ya no tengas nada, entenderás que lo único que necesitas es amar. Has nacido para eso, y por ello morirás. 
Llegará el día en el que no podrás retroceder el tiempo. Créeme. Antes de que te des cuenta llegará, y será el peor momento. Prométeme que, si aún no lo has hecho, todos tus sueños intentarás hacer realidad, que dirás todos los "te quiero" que nunca te animaste a decir, que de nada te arrepentirás. 
Ama con locura, y ama con sensatez. Ama y déjate amar. 
No llores de tristeza, llora de felicidad, porque aún sigues viviendo, porque cada momento es una nueva oportunidad. 
No tengas miedo, da todo lo que sientas, y recibirás.
__M.O.

24 febrero 2014

Luz te solías llamar...

Ahora que te he perdido, me ha quedado la noche y nada más, contigo se fugó esa luz al final del camino, dejando sólo un sendero de oscuridad. 
Aunque nunca soporté la idea de que, tan alto y solitario, el sol pudiese brillar,con él más de una vez intenté reemplazarte, como si hubiese sido lo mismo, como si más que tu sonrisa me hubiese podido iluminar. 
Y ahora vivo de madrugadas, de días que mueren y amaneceres que no llegarán, donde sólo se oye el cantar de los grillos que, sin mi consentimiento, han suplantado el sonido de tu respirar. 
Aunque de nada me sirva mantengo mis ojos abiertos mientras mis manos, en vano, te intentan encontrar. Pese a que no quiera debo aceptar que ya te has ido, que nada me quitará éstas ganas de poderte abrazar.
Me has condenado. Muerto o despierto no tengo más opción que tratar de olvidar;qué caso tiene seguir intentando si, ni vivo ni dormido, contigo tengo permitido soñar.
Hubiese preferido que te llevaras la distancia, los kilómetros que aún hoy tengo intención de acortar; no el tiempo que hubiese querido pasar contigo, sino el espacio que, sin ser invitado, se interpuso hasta hacernos separar. 
Los minutos corren acusando que lo que hubo entre nosotros ha crecido hasta llegar a ser una inmensidad; te has vuelto ilusorio, como lo que nunca tuve, como todo lo que quise contigo y que nunca se hará realidad. 
Tan poco me queda de ti, y tanto que, en su momento, yo creí guardar; de tu voz resta no más que un vago recuerdo, y el deseo de que tu nombre nunca se me vaya a olvidar. 
No me digas que mienta, ni me pidas que piense en alguien más, no podría callar lo que por ti siento, después de media noche siempre digo la verdad.
__M.O.

13 febrero 2014

[Pósit]

Lo siento.
Me atreví a venir nuevamente hasta ti; necesitaba que me hablaras, que me dijeras que entre nosotros nada había cambiado, que aún pensabas en mí. 
Ni siquiera me he preparado, sólo tomé algunas palabras, las que tenía más a mano, y corrí, sin siquiera preguntar si andarías por ahí, si estarías ocupado.
Tenía ganas de verte; de un abrazo tuyo estoy necesitado. Me hubiese gustado recordar cómo hueles, después de tanto tiempo hay cosas que he olvidado. 
Había venido a refugiarme un poco en ti, en los recuerdos, en los anhelos, en la esperanza que tuve y que perdí; a pedirte que por un momento me cubras con tus alas; que, de seguir viviendo, me devuelvas las ganas.  
Me haces falta, mucha falta. 
Sólo eso.

__M.O.

06 febrero 2014

Viajemos...

Empecemos por el principio, porque de finales espero no tengamos que hablar; y aunque siempre recaigo en lo mismosigo sin entender porqué tienes tanto miedo a amar. Pongámonos de acuerdo en algo, tú eres lo que siempre he buscado, y yo no soy ése que alguna vez te hizo llorar; así que podemos entablar el duelo, sabiendo que tú llevas las de ganar. Es cierto, yo no sé mucho de esto, pero que más hace falta saber cuando el corazón se está dispuesto a entregar; conmigo sólo traigo mis besos, y un puñado de letras que lo que menos hacen es lastimar. Aquí me tienes dispuesto, sólo dime _Vamos! que en mis bolsillos tengo todo lo que pudiésemos necesitar; dime cuándo quieres que saltemos, sólo de la mano me tienes que tomar. No hay horarios de partida, no hay boletos que comprar, yo te espero a que decidas, si escoges ser feliz o si otro tren prefieres tú abordar. Un momento, no me apuro, que de finales dije no quería hablar, tienes todo el tiempo del mundo si es que hay mucho que pensar; yo te aguardo aquí entre sueños, preparado a embarcar, aunque no decido yo el trayecto, ni si alguien más ocupa tu lugar.
__M.O.

31 enero 2014

VII (Some kings are still alive...)

I thought that all the kings were dead, 
but I heard that some survive somewhere. 
Some said: their kingdoms have crumbled down, 
so I looked for them, across the sea, in dreamed lands. 

I found a reason to not sleep at night,
he was the cure for my restless mind. 
He raised his castle from my anxious heart, 
I locked myself within his walls.

__M.O.

27 enero 2014

Lo que mejor supimos ser...

Fuimos grises y lluviosas páginas de un diario, intentos de disimular lo poca vida con la que estábamos jugando.
Fuimos miedos, que plasmados en palabras dejamos inmortalizados, anhelos, que ya desde un principio nos habían arruinado.
Nosotros, víctimas y victimarios, criminales en busca de mentes despiertas y corazones apasionados; nosotros, puñado de deseos descontrolados, temerarios, ansiosos de vivir apresurados.
Nos hicimos confidentes, de secretos que al olvido habíamos condenado, de sueños que, aunque quisimos, nunca fueron prioritarios; cubrimos nuestras heridas, con besos que el tiempo ya había añejado, con palabras mudas que el silencio nos había enseñado.
Fuimos lo que pudimos, restos de lo que, como individuos, alguna vez habíamos sido.
Fuimos [amor y odio, o lo que mejor supimos] un dulce veneno hábilmente encapsulado; fuimos lo que somos, cobardes ansiosos de morir enamorados.
Fingimos no recordar los momentos en los que ansiosamente esperábamos necesitarnos, los días en los que, aunque solos, en la distancia nos sentíamos acompañados.
Y sólo tuvimos deseos de empezar de nuevo, de retroceder el tiempo, de olvidarnos a nosotros, de eliminar todo eso que creímos sentimientos.
Muy en el fondo siempre lo supimos, lo que continuamente evitamos fue defraudarnos a nosotros mismos;
fuimos advertidos en cada mirada que nos dedicamos, en las tantas veces que callamos, en lo mucho que temimos ser humanos.

__M.O.

17 enero 2014

27...

Qué es eso de ir más lento?
Y qué, si por miedo a chocar nunca llegamos?
Yo prefiero estamparme contra ti, y saber que al menos lo he intentado.
No creo que duela tanto como dicen;
tanto como vivir con la duda de no saber qué podríamos haber logrado,
tanto como haberte conocido
y tener que resignarse a que la vida nos lleve por caminos tan separados.

Qué es eso de ir más lento?
Cuando el valor pocas veces supera al miedo,
y la felicidad es sólo de aquellos que sueñan despiertos. 
Cuando los mejores momentos sólo son recuerdos,
y las oportunidades se cuentan con no más que unos poco dedos.

Qué es eso de ir más lento?
Si nuestro corazón late deprisa,
si nuestra respiración sin motivo se agita;
si el tiempo no se detiene, y el gigante de la culpa en algún momento nos pisa.

Qué es eso de ir más lento?
Si lo que hemos conseguido, por derecho, es nuestro
y lo que no también, porque aún tenemos la ilusión de hacer realidad nuestros sueños.

Por qué no nos atrevemos a sentarnos en primera fila?
Por qué de nuestra propia historia no somos protagonistas?
Por qué no arriesgarlo todo? si aún la partida no termina.
Por qué? 
si al final de todo esto, aunque queramos, no tendremos fuerzas para aferrarnos a eso que llaman "vida".

__M.O.

03 enero 2014

Él...

"Ilusión" es su palabra favorita, 
 ilusión no es lo que le falta, pero sí lo que más necesita. 
"Ilusión" lleva tatuado en su corazón, 
ilusión es el motivo por el que tantas veces pierde la razón.

Ilusiones que alimentan su alma, 
que le hacen perder su habitual estado de calma.
Ilusiones que dan impulso a sus alas,
que en el centro de su pecho arden como llamas.

Ilusión, cálida como el calor del sol, 
efímera como los recuerdos de una noche de alcohol.
Ilusión, sedante como el sonido del mar,
invasiva melancolía que a menudo le intenta ahogar.

Él sabe que de ilusiones no se vive; 
él sabe que sin ilusiones no sobrevive.

__M.O.