30 diciembre 2013

Hoy, y no mañana...

Mañana estaremos menos vivos de lo que hoy estamos, 
más perdidos, menos seguros de saber a dónde vamos. 
Mañana ya no tendremos fuerzas para hablar, 
qué sería de nosotros si no hubiésemos tenido tanto miedo a errar (?)  
Mañana podría ser nuestra última oportunidad de vernos, 
quizá algún día no tengamos más opción que simular desconocernos. 

Mañana el olvido terminará siendo una necesidad;
negaremos sentimientos, disfrazaremos la verdad. 
Mañana, nuevamente, nuestra mente será un infierno, 
nos quemará el recuerdo, nos helará el silencio.
Mañana, sin darnos cuenta, se nos acabará el tiempo, 
ni risas ni llanto, seremos sólo polvo arrastrado por el viento.

Mañana, tal vez, podríamos no volver a despertar, 
... quizá, hoy, debería decir(te) todo eso que suelo callar.

__M.O.