07 octubre 2013

Se parece a ti...

  Mi felicidad se ha ido contigo, por eso te escribo. Porque es posible, que en tus ojos se haya escondido, que sin saberlo anden juntos por ahí.
  Si en algún momento la encuentras; si su reflejo te muestra, al menos, un poco de todo lo que yo vi; dile que cada día la espero, que me propuse olvidarla pero no lo consigo, que ha sido más difícil de lo que creí.
En algún momento del día sin que te des cuenta, ella te estará viendo; aprovecha, no permitas que nuevamente se pierda. Dile que sólo la necesito a ella, que a vivir sin ti aún no aprendí. 
  Si la ves perdida y sin saber a donde ir, dile que no tema, que siempre tendrá un lugar aquí. Que empaque su mirada, su sonrisa, su confianza, que traiga consigo todas esas cosas que tanto me gustan de ti.
  Tal vez ella no lo sepa, quizá tú no lo entiendas; ambos se parecen demasiado. No preguntes porqué pero es así, y lo sé desde la primera vez que la vi, ese día en el que tú te convertiste en ella, ese instante en el que te conocí.
  No olvides decirle todo esto, no olvides nada de lo que te pedí. Sé que te encontrarás con ella; mi felicidad tiene tu nombre, y se parece mucho a ti.

__M.O.