04 octubre 2013

Realidad, para los amigos...

Canta melodías en silencio, toca acordes en La menor,                      
Sabe amargo; huele a lluvia, a noche, a temor. 
Es aliada del recuerdo, de falsas promesas de amor.

En ocasiones crece, se hace gigante;

a veces minúscula, insignificante.
Llega de imprevisto y te abate,

solo en tu cama, o dentro de un mar de gente. 

Ahí está, no se ve pero se siente. 
Te recuerda a alguien, aunque su nombre es diferente. 

Es cobarde, ataca por la espalda cuando estás desprevenido.

Ata tu lengua, sella tus labios, cubre tus oídos;
habita tu mente, es enemiga del olvido.

"Soledad", le llaman los entendidos;

"Realidad", le decimos los amigos.

__M.O.