22 septiembre 2013

Sentimientos nocivos…

_Las primeras palabras, las que activaron los latidos, las que nublaron la razón y cautivaron los sentidos. Las primeras palabras, las que delante de ti me hicieron caer, las más dulces, las culpables. Las primeras palabras, las que no se repitieron, quizás las más sinceras, o tal vez las que menos lo fueron…
Me pregunto que hago aquí, y la verdad no lo sé. No quiero callar, y mucho menos guardar las emociones que esta situación provoca en mí. Necesito decirlo, aunque es más sencillo si lo escribo; es probable que nada de esto leas y que es por ti, quizá ni lo sepas. Necesito expresar todo esto, necesito eliminar los que siento, porque se vuelve nocivo dentro de mí, mientra más pasa el tiempo…


Sé que me he equivocado; que de lo que debe hacerse, he hecho todo lo contrario. Sé que he sido impaciente, que he dicho más de lo necesario, y que tal vez en imposibles he soñado. Sé también, que nada me he guardado; que lo que siento, de alguna forma lo he demostrado, que no mentí en ninguna de las frases que te he dedicado. Sé que siempre fui yo, aunque creo debí haber disimulado…
_Y el silencio se interpone entre nosotros como el más cruel de los castigos; me hace pensar que no merecemos nada de lo que sentimos; que no somos dignos de sentir que estamos vivos…
Y aquí, el más dramático, hablando como si no hubiese más que un precipicio al final de este camino; como si el único remedio posible fuese el olvido…
Pareciera que hace un siglo no hablo contigo; creo que al no decirte lo que siento ni siquiera sé que es lo que digo. Sólo espero no haber caído en tu olvido; prefiero pensar que esto es sólo un respiro.
__M.Ø.