26 septiembre 2013

No sé…

Ya no sé lo que hago, mucho menos porqué, pero necesito hablar, necesito decir algo…
Últimamente me siento distinto, probablemente sea algo que perdí. Si fuese más sensato sólo lo dejaría ir, pero lo que quiero simplemente no lo olvido, para mí las cosas no funcionan así. Y ya de nuevo estás presente; aunque no lo quiera, tu nombre siempre regresa a mí.
Sin motivo concentro mis fuerzas en nada, no veo con claridad cual es el objetivo; mis pies no caminan juntos, sino que en distintos sentidos. Muchas veces dudo si realmente vivo; si en realidad avanzo o si estoy detenido en este camino.
Pienso en que el tiempo pasa, pienso que la vida no para; pienso en que aún no encuentro respuestas, y aunque no debo, ya estoy de vuelta quejándome por nada.
Mi inspiración ha volado lejos; no sé donde estará, pero cerca de mí no la encuentro. Quizá cambió sus ropas o encontró a alguien más apuesto; seguramente, ahora, alguien más se beneficia de sus besos.
Y ya no sé de dónde sacar palabras, no sé si imaginarlas, o quizá inventarlas. Alguna vez fueron deseos, sueños ocultos en versos; ahora no son más que ridículas frases sacadas de un cuento, pero aún así, la única forma de expresar lo que siento.
Y si pudiera explicar más cosas, lo haría. Pero creo que entonces en realidad no las sentiría, no serían ciertas, sino que las inventaría. Escribiría los verbos más rebuscados para expresar algo que nunca comprendería. 
Que mejor sigo así, que me explote el corazón con todo lo que lleva adentro; si las palabras se niegan a salir, que se escondan, tal vez sólo sea cuestión de tiempo.

__M.O.