23 septiembre 2013

II

Si enamorarse es arriesgar,
¿Por qué no animarse a saltar?
¿Qué más podría pasar? 
Tal vez pudieses volar.


__M.O.