22 septiembre 2013

Ganas de gritar…


[Te ojeo al caminar, te observo pensativo. Me miras a los ojos y aceleras mis latidos. Me eres indiferente, y aún mas te ansío. Te veo sonreír y me derrito. Frunces el ceño, y no por ello me intimido. Y pienso que eres lo más lindo, aunque tú ni siquiera sepas que existo…]

Llegará el momento, ansioso lo espero, en que ya más vueltas no deba dar; en el que mis fuerzas pueda concentrar en un solo objetivo: el de amarte hasta que tu corazón llegue a estallar, hasta que me digas _”basta!” porque no lo puedes soportar. Y entonces, ya no me habré de preocupar, porque lo que alguna vez fue mi carga, en emociones para ti se convertirán…


Malditos sentimientos, sólo sé que existen y fluyen sin control dentro de mí. Algunos se van en estas palabras; aquí, a través de mis dedos se atreven a salir. Una opresión en el pecho que no hace más que crecer, que se presenta sin aviso, sin motivo, que no tiene razón de ser, o al menos eso prefiero creer. Ganas de gritar, de manifestar todo lo que mi cobardía no me permite expresar…


”¡Aaah!” ¿Y luego qué? Ni siquiera el vacío, porque la opresión sigue ahí; se rehúsa a abandonarme, se niega a salir…


__M.Ø.