25 septiembre 2013

Conocerte es lo que necesito…

No sé si es cierto o si lo imagino; no sé si realmente lo siento o si a quererte me obligo…

Haz lo que desees conmigo; sólo a ti te lo permito. Más nada puedo perder, si no te tengo a ti que eres lo que necesito. 

Y aunque en momentos de incertidumbre me pareces nocivo, también sé que eres todo lo que preciso…. 
Cuando te miro. Cuando tu imagen llega a mi mente y sin necesidad de verte sonrío. Cuando dejar de pensarte no puedo, y me pregunto si llegarás a ser mío. 
A veces desvarío; por momentos pienso que no buscamos lo mismo. 
Te siento lejos. En distancia se convierte todo lo que callas. Tus silencios se transforman en murallas, que entre nosotros tú levantas, y ni siquiera sé de qué te resguardas. 
Tan sólo palabras nos separan. Preguntas, que prefiero no formular; respuestas, que viniendo de ti me sonarían demasiado dolorosas y no podría tolerar. Pero, sobre todo, no me perdonaría si es que te llegase a lastimar. 
Temo por el resultado, por el desenlace de una batalla que no soy capaz de pelear. Un duelo de sinceridad, en el que perderá aquel que más de sí mismo se atreva a mostrar. 
Y aunque sé que de mi cobardía me habré de lamentar; en lo feliz que junto a ti podría ser, es en lo que ahora prefiero pensar. 
Tantas cosas sobre ti me gustaría saber; de principio a fin, de pies a cabeza te deseo conocer… 
Quisiera: 
Poder verte dormido. Oírte leer un libro. Mirarte a los ojos y saber que pensamos lo mismo. 
Escucharte decir: _Te necesito. 
Abrazarte cuando sientas frío. Sentir que eres más que un amigo. Conversar por horas, y sin motivo. 
Que digas: _Siempre te quise y nunca me animé a decirlo... 
Saber que no eres perfecto; amarte por darme todo lo que necesito. 

__M.O.